Tel. +43 (1)712 2638

 

Noticias

En Viena se conmemora los 186 años del fallecimiento de El Libertador Simón Bolívar

Prensa Embajada | 17 de diciembre 2016

La Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en Austria, conmemoró los 186 años del fallecimiento de El Libertador Simón Bolívar, con una ofrenda floral ante la estatua del Padre de la Patria ubicada en el Parque del Danubio de la ciudad de Viena, en compañía de los Embajadores y demás miembros Cuerpo Diplomático acreditado en este país.

Durante el discurso realizado por el Embajador Jesse Chacón Escamillo, al hacer mención de lo que significa Simón Bolívar para los pueblos, expresó que aún sigue vigente su pensamiento integracionista, su carácter profundamente revolucionario y sus dotes de gran estadista, quien fue capaz de construir su pensamiento en la lucha diaria para organizar las naciones que liberó, gracias a sus acciones e ideas.

En ese orden de ideas, el Jefe de Misión reiteró que el Padre de la Patria construyó una visión en la que el mejor gobierno era el que daba la “mayor suma de felicidad” a sus ciudadanos, considerando que esta felicidad sólo puede encontrarse en el ejercicio de la virtud. Igualmente, recalcó que para Bolívar las mejores leyes no eran las más perfectas e ideales, sino las más cercanas a la realidad de cada país, a su geografía, a su historia, a sus costumbres, a la manera de ser de cada pueblo.

Asimismo, el diplomático venezolano recordó que en Venezuela tenemos 17 años construyendo el sueño de Bolívar de una Patria libre y soberana. “Hoy, nuestro pueblo es protagonista y precursor de los cambios en favor de su plenitud; existe una democracia plena, profunda, que se construye a diario desde la dignidad de un pueblo que ha demostrado su conciencia y madurez política”; un pueblo que aún recorre los caminos promoviendo un mundo multipolar y pluripolar.

Haciendo una remembranza del legado dejado por el Comandante Eterno Hugo Chávez, aseveró que hoy más que nunca nos inspira su lucha en defensa de la revolución latinoamericana y caribeña, tras el sueño de la integración de nuestros pueblos, basados fundamentalmente en los principios ideológicos de Simón Bolívar para construir la Patria Grande, que se demuestra tras la creación de proyectos de integración como la CELAC, PETROCARIBE, UNASUR o ALBA.

El Embajador evocó unas palabras de este gran líder quien concibió la necesidad del accionar e ideario del Libertador para devolverle la esperanza a un pueblo, a todo un continente: “Bolívar, Padre, declaramos nosotros, tus auténticos hijos, tus verdaderos hijos, los que sentimos tu sangre correr por nuestras venas, y nos duele, y nos hierve […] tus verdaderos soldados los que somos capaces de morir una y cien veces por tu idea visionaria, hoy decimos que tú padre Bolívar estás más vivo que nunca antes; más en las calles de los pueblos de Venezuela y en las calles y en las montañas y en los campanarios y en los valles y en los ríos de América Latina, de tú América, de tú gran pueblo americano ”.

El Comandante Fidel Castro, ese otro gran latinoamericano, en un discurso pronunciado al recibir la Orden Congreso de Angostura, en Ciudad Bolívar, Venezuela, el 11 de agosto del 2001 dijo: “…nadie debe olvidar que desde que Bolívar habló en Angostura han transcurrido casi dos siglos. Acontecimientos no previsibles en nuestro hemisferio tuvieron lugar, que con seguridad no habrían ocurrido si los sueños bolivarianos de unidad entre las antiguas colonias iberoamericanas se hubiesen realizado”.